Iniciar Sesión

Crear perfil profesional

He leído y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD
* Campo obligatorio.
Prepara tu casa para la llegada de la Navidad

Prepara tu casa para la llegada de la Navidad

Que este año 2020 la Navidad va a ser diferente no hace falta que te lo digamos nosotros: reuniones familiares mucho más reducidas, más tiempo en casa del que podíamos acostumbrar en estas fechas… Lo que no debe cambiar es mantener nuestro espíritu navideño, sobre todo si en casa los más pequeños esperan estas fiestas con ilusión y alegría. 


Así que ya es hora de desempolvar los adornos, el árbol y preparar tu casa para estas semanas. Para ello, lo primero que debemos hacer es, además de mantener limpia la casa con nuestras rutinas diarias y semanales, prestar especial atención a esas zonas y objetos que no siempre mantenemos limpios y preparar la zona en la que colocaremos el árbol, el belén, las luces y todo lo que vaya a transformar la vivienda un tiempo para celebrar la Navidad, dar la bienvenida al 2021 y la llegada de los Reyes Magos.

 

La primera impresión siempre cuenta

 

Un hogar limpio y ordenado es fundamental para crear un ambiente acogedor. Piensa que si en estas fiestas, ya de normal nos reunimos más en casa con nuestras familias y amigos, este año lo vamos a hacer mucho más. Elige un día para limpiar más a fondo algunas de las zonas que más utilizarás estos días.

 

 

- Entrada a la vivienda o recibidor: percheros, espejos, zapateros, felpudo de entrada y zona en la que sitúes el gel hidroalcohólico y otros productos de desinfección que ya forman parte de nuestra rutina diaria.

- Salón: junto a la cocina es el lugar donde más horas pasamos, un espacio para compartir momentos y relajarse en familia. Asegúrate de limpiar alfombras, sillas (si son tapizadas recuerda aspirarlas y pasar una bayeta de microfibra húmeda que elimine posibles roces), despejar la zona y preparar una mesa auxiliar sobre el que dejar vasos, copas, dulces, cafetera, tazas y bebidas que ofrecerás a tus invitados. Si, además, utilizas ambientadores estratégicamente colocados, crearás un espacio mucho más acogedor.

- Vajillas y copas: si eres de los que en este tipo de celebraciones saca la vajilla y cristalería reservadas para ocasiones especiales, sácalas unos días antes, límpialas a fondo y prepara un espacio en el salón o comedor para tenerlas a mano en cualquier momento.

- Suelos: dependiendo del tipo de suelo que tengas, necesitarás unos productos u otros. En este artículo te explicamos cómo fregar los distintos tipos de suelo

- ‘Zona Navidad’: aprovecha este momento de limpieza para limpiar más a fondo la zona en la que vas a colocar el árbol, el belén y los diferentes adornos que van a ser protagonistas de la decoración de tu casa durante un tiempo.

 

¡Y se armó el belén! Mantén limpio desde el primer hasta el último adorno.

 

 

 

 

Sea cuál sea el estilo de decoración navideña que escojas (recargada, nórdica, minimalista, tradicional…) está claro que nuevos elementos se van a instalar por tu casa las próximas semanas. No olvides en el momento de sacar el árbol y adornos de años anteriores, desempolvarlos bien con una gamuza especial en seco (¡piensa que llevan un año en cajas sin tocarlos!) y limpiarlos uno a uno con cuidado, ya que suele tratarse de objetos delicados como luces o bolas del árbol. 

 

 

 

 

 

¡Y llegó el momento del árbol! Sacúdelo con una gamuza seca antes de montarlo pieza por pieza y repasa aquellas que no hayan quedado bien del todo o estén más deterioradas. Si es necesario, utiliza la aspiradora y remata la limpieza con una bayeta muy escurrida repasando rama por rama hasta que quede brillante y déjalo secar antes de colocar los adornos.

 

Ahora si que tienes la casa preparada para vivir la Navidad, tiempo en el que cada rincón de la casa tiene un protagonismo diferente y en el que la limpieza ayuda a crear un ambiente mucho más agradable y acogedor. ¡Felices Fiestas!

En el caso de las figuras (nacimiento, belén, etc.) pasa un paño húmedo con agua y jabón muy bien escurrido que elimine cualquier resto de suciedad y comprobarás cómo recuperan su brillo. Con las guirnaldas de luces debes tener especial cuidado, ya que se dañan muy fácilmente, por lo que debes limpiarlas desconectadas de la luz y bombilla a bombilla con un trapo.