Iniciar Sesión

Crear perfil profesional

He leído y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD
* Campo obligatorio.
Productos de limpieza: ¿cómo mantenerlos ordenados y organizados?

Productos de limpieza: ¿cómo mantenerlos ordenados y organizados?

Un espacio limpio y organizado nos ayuda a mantener nuestra casa o lugar de trabajo mucho más atractivo visualmente, más ‘bonito’. Pero con este artículo no solo buscamos un lugar digno de Pinterest o Instagram - que también- , sino un orden del lugar en el que guardamos los productos de limpieza que nos ayude a ganar tiempo (¡preciado tesoro!) y efectividad al tener todo clasificado y a mano en cualquier momento.

En la zona de limpieza de la casa (armarios dedicados a guardar los productos que más utilizamos, lavadero, cuarto de la plancha, etc.), mantener un orden es necesario para no perder tiempo buscando los productos necesarios para limpiar cada estancia. Además, este orden te ayudará para organizarte mucho mejor las rutinas de limpieza diarias o semanales. En este post te damos las claves para conseguir la organización y orden definitiva de los productos de limpieza dedicando tan solo un par de horas máximo entre limpieza de la zona y colocación de productos. ¡Prometido!

 

Tips para mantener ordenados los productos de limpieza

Para conseguir el mejor resultado, en primer lugar debes deshacerte de todos los productos y utensilios que no utilices, que están ‘para retirar’ o que puedan ser dignos de un museo de antigüedades. Sí, no eres la única persona a la que le ocurre: los nuevos productos de limpieza resultan tan atractivos para ‘eliminar la suciedad incrustada en la zona x’, que acabamos comprando y acumulando. Pero, además de ocupar mucho espacio, pierden efectividad con el paso del tiempo, sobre todo si no los mantienes en las condiciones perfectas. Así que empezamos por esta tarea:

 

1- Abre armarios, cajones y baldas y saca todos los productos de limpieza que tengas, tira los que no utilices y los que no estén en condiciones de utilizar y agrupa el resto en una zona que no te moleste para limpiar a fondo donde los vayas a almacenar.

 

2- Limpia a conciencia la zona de almacenaje y coloca una alfombrilla antideslizante que también proteja de los posibles derrames o cercos que dejan algunas botellas de productos de limpieza.

 

3- Desde NewMop te aconsejamos que destines, en la medida de lo posible, un único espacio para los utensilios de limpieza. De esta forma lo tendrás todo a mano y a la vista. 

Imagen: El Mueble

 

4- Si utilizas armarios con baldas, procura que la distancia entre balda y balda tenga un mínimo de treinta centímetros para las botellas, aunque disponer de un espacio más grande en la balda superior o inferior te vendrá muy bien para las botellas de formato XL como esprays para limpieza, insecticidas, etc.

 

5- Utiliza cada balda para agrupar los productos destinados a la misma zona: productos específicos para el baño, otra para los de la cocina, otra para los de lavado, etc.

 

6- Te aconsejamos que la parte superior la destines al almacenaje de los artículos de repuesto que compramos para tener siempre a mano como filtros, bayetas y estropajos, esponjas, etc. que no tenemos en uso.

 

7- En la balda inferior puedes colocar los productos en forma de bote o botella que también tengas ‘de repuesto’.

 

Imagen: El Mueble

 

8- Las fregonas, escobas, recogedor, mopa, plumero, etc. es preferible que los organices en un espacio abierto con una barra y ganchos evitando que estén en contacto con el suelo. Así los mantienes en orden y, después de utilizarlos y limpiarlos (¡limpiar los utensilios de limpieza es tan importante como su uso!) los dejas colgados para secarse y evitar que se quede humedad que pueda pudrir los materiales.

 

9- Utiliza cajas y cestas para organizar tus bayetas, recambio de mopas, paños, etc. y determina un código de colores de las mismas para cada zona. Esto te ayudará a conseguir una limpieza perfecta y mantener una rutina fácil de memorizar.

 

10- Reserva un espacio para guardar la aspiradora. Si no tienes un robot aspirador que ocupa el mínimo espacio y sigues utilizando aspiradores de cable o aquellos que son en formato escoba, ten en cuenta el espacio que ocupan y destina una única zona para estos.

 

11- La zona de lavandería sería perfecta si pudiéramos organizarla de tal manera que cesto de la ropa sucia, lavadora, tendedero y tabla de plancha estuviera en un mismo lugar. De esta forma, lavar, tender, planchar y almacenar la ropa tendría su propio espacio. Y si ya quieres dominar el tema estético, utiliza alguna balda en la pared para colocar botes de cristal en los que colocar el detergente, suavizante, pinzas de tender, etc. que dará sensación de mayor orden.

 

 

12- En el caso de la cocina, lo más práctico es reservar la parte inferior del fregadero para los productos de uso diario como lavavajillas y estropajo de cocina, limpiador de fogones o vitrocerámica, desengrasante, etc. Pero no los dejes caer y ya está. Organízalos en una caja sin tapa o cesta que dejarán todo a la vista y te resultará más cómodo moverlos para sacar aquello que necesitas en cada momento.

 

13- Para el baño, si dispones de un armario o balda libre, lo ideal es que hagas lo mismo que en el caso de la cocina: dispón todos los productos específicos de esta zona y te resultará menos costoso limpiar o hacer el repaso diario.

 

14- Recuerda mantener lejos de los pequeños este tipo de productos con cierres de seguridad, almacenajes superiores, etc.

 

Te podemos asegurar que aprender a tirar, ordenar y optimizar los espacios de limpieza te ayudarán a convertir en rutina agradable la muchas veces tediosa tarea de limpiar. En NewMop pensamos también en ti a la hora de diseñar y fabricar nuestros productos. Consulta nuestro catálogo y, para más consejos, tips e información de este sector no olvides seguirnos en nuestras redes sociales Facebook y LinkedIn. ¿Manos a la limpieza?