Iniciar Sesión

Crear perfil profesional

He leído y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD
* Campo obligatorio.
CÓMO LIMPIAR E HIGIENIZAR TUS BAYETAS Y ESTROPAJOS PARA QUE TE DUREN MÁS (Y MEJOR)

CÓMO LIMPIAR E HIGIENIZAR TUS BAYETAS Y ESTROPAJOS PARA QUE TE DUREN MÁS (Y MEJOR)

¿Sabías que según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), nueve de cada diez bayetas de las que utilizamos a diario en la limpieza de nuestra casa si las observamos a través del microscopio podemos observar que mantienen restos de bacterias? Y según un estudio publicado en la prestigiosa publicación Nature Scientific Reports, en estos utensilios de limpieza pueden llegar a alojarse colonias de millones de bacterias de más de 360 tipos diferentes por cada centímetro cúbico perjudiciales para nuestra salud. 

 


 

Meterlos en la lavadora, dejarlos a remojo con agua y algún producto químico, lavarlos con agua y jabón o incluso introducirlos en el lavavajillas o microondas, no asegura al 100% que acabemos con los gérmenes y bacterias, aunque el aspecto del producto sea impecable. De hecho, la OCU asegura que limpiar estos productos en el lavavajillas no elimina los gérmenes, sino que favorece su proliferación.

 

 

(FUENTE: OCU)

Bayetas limpias pero, ¿desinfectadas e higienizadas?

 

Toma nota de qué hacer para conseguir que tus bayetas y estropajos estén limpios, desinfectados y totalmente higiénicos para su uso:

 

1- Cuando utilices las bayetas o estropajos para limpiar la bancada después de preparar la comida, el mantel después de comer, etc. elimina los restos de comida que en estos quedan, ya que de lo contrario pueden proliferar bacterias.

 

2- Después de su limpieza, déjalos remojar con un poco de agua y unas gotas de lejía durante 5 o 10 minutos y luego enjuágalos y escúrrelos totalmente y déjalos secar. Otra alternativa similar es sumergirlos en una cazuela o cazo con agua, dos cucharadas de sal, unas gotas de limón y unos 125 ml. de vinagre blanco. Enciende el fuego y cuando llegue al punto de ebullición, apaga el fuego y déjalos en reposo unas horas.

 

3- Utiliza una bayeta para cada zona de la casa y así evitarás la proliferación de gérmenes y bacterias, además de almacenarlos en lugares diferentes junto al resto de productos que utilices para limpiar cada zona: la cocina, los baños, la galería, el balcón, etc.

 

4- Las bayetas de microfibra de NewMop, realizadas con tejidos de primera calidad, son mucho más eficaces que las bayetas tradicionales, pero aún así debemos realizar un mantenimiento que nos asegure que duran más, eliminen olores y se mantengan siempre limpias y desinfectadas.

 

5- Renueva frecuentemente las bayetas y los estropajos. No esperes a que estén prácticamente inservibles, ya que su eficacia a la hora de limpiar e higienizar se reduce y no obtendràs los resultados deseados. En palabras de Miguel Vicente, profesor de Investigación del CSIC en el Centro Nacional de Biotecnología asegura que la única forma de que no se acumulen bacterias es reponerlos con frecuencia.

 

Las bayetas de microfibra NewMop te ayudan en la limpieza diaria de tu hogar. Puedes utilizar tu propio código de colores para darles un uso diferente, diferenciarlas según sean bayetas de limpieza, de secado o de acabado, etc. Recuerda que es importante que cambies al menos una vez al mes estropajos y bayetas, y siempre mucho antes de que ‘se caigan a trozos’ literalmente. ¡Consulta nuestro catálogo!