Iniciar Sesión

Crear perfil profesional

He leído y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD
* Campo obligatorio.
Cómo limpiar tus electrodomésticos para que luzcan como el primer día

Cómo limpiar tus electrodomésticos para que luzcan como el primer día

Mantener pulcra nuestra cocina no pasa únicamente por mantener la bancada limpia, el fregadero despejado y el suelo barrido y fregado. En muchos casos, la limpieza y mantenimiento de los electrodomésticos pasa a un segundo plano aunque deberíamos mantenerlos en perfecto estado tanto por dentro como por fuera. Por limpieza y por higiene. Porque los electrodomésticos son funcionales y también decorativos, desde Newmop queremos compartir algunos tips para que luzcan como el primer día.

 

 

Limpieza de electrodomésticos blancos y de acero inoxidable

Los hornos, lavavajillas, frigorífico, etc. de acero inoxidable han sido los reyes durante muchos años, rompiendo con la tendencia del color blanco y aportando estilo con un material muy resistente y duradero. Pero como las modas también son cíclicas, el blanco y los colores pastel ganan posiciones poco a poco en el mundo de los electrodomésticos.

 

Para limpiarlos por fuera ten en cuenta:

 

- Que el electrodoméstico esté apagado unas horas antes de limpiarlo.

- Utiliza paños de microfibra que no dejan restos y tienen gran absorción al mismo tiempo que ayudan a desprender muy fácilmente grasas y partículas.

- Puedes utilizarlas tanto en seco (eliminar polvo, marcas de dedos, etc.) como en mojado (con producto específico para limpieza de acero inoxidable o mezclas caseras como vinagre blanco y agua, etc.)

- Ante manchas muy marcadas, recurre a limpiar con unas gotas de amoníaco, aclara con agua y pasa un paño seco para finalizar.

- Si se trata de restos de grasa, utiliza jabón de lavavajillas con agua tibia y frota la superficie con un estropajo de microfibra. Elimina los restos con un paño húmedo y seca con otro. Quedará reluciente.

- Para lograr un brillo perfecto después de la limpieza, echa una gotas de aceite de oliva en papel de cocina o rollo de tela de viscosa y frota la superficie. ¡Quedará como el primer día!

- Si tus electrodomésticos son de acero inoxidable antihuellas, recurre tan solo a un paño de microfibra muy escurrido en agua. Los antihuellas repelen las manchas al llevar es capa especial protectora y, una limpieza con productos abrasivos, puede dañarla.

- Si hablamos de la campana extractora, no olvides limpiar también los filtros de grasa. Tan solo necesitas meterlos en un ciclo de lavado de tu lavavajillas y saldrán perfectos. Porque la belleza también se encuentra en el interior.

 

 

- Para limpiar la goma del frigorífico o del tambor de la lavadora, utiliza un cepillo empapado con un poco de vinagre blanco o amoníaco, aclara y sécalo muy bien.

- En el caso del horno, para limpiarlo por dentro, productos como el limón, el vinagre, la levadura o el amoniaco te ayudan a dejarlo en perfectas condiciones eliminando la grasa utilizando el propio calor del horno después de utilizarlo para cocinar. 

- Para limpiar el interior del microondas, utiliza vinagre blanco en un recipiente con un poco de agua y ponlo en marcha. El vapor te ayudará a eliminar los restos con una bayeta de microfibra.


Ya has visto que con los productos adecuados es muy fácil mantener tus electrodomésticos limpios y en perfecto estado de revista a diario. Si te ha parecido útil este artículo, no dejes de seguirnos en Facebook y Linkedin para estar al día de nuestras novedades y descubrir más trucos y tips de limpieza.